La UC vence a Huachipato en un duelo marcado por la lluvia

Universidad Católica continúa en la cima del Torneo Nacional. Los cruzados vencieron por 1-0 a Huachipato en calidad de visita, en un partido donde la cancha fue protagonista. 

El trámite del juego se desvirtuó debido a la lluvia que cayó durante la tarde en Talcahuano. El terreno de juego presentaba un mal estado, y las pozas, que se encontraban principalmente alrededor de ambas áreas, dificultaban el traslado del balón. Por lo mismo, las ocasiones de gol fueron escasas durante la primera fracción. El cuadro local no llegó nunca con peligro al arco custodiado por Matías Dituro, y los cruzados fallaban en el último tercio del campo.

La principal polémica de los cuarenta y cinco minutos iniciales, ocurrió a los 19’: centro desde el sector derecho, y Edson Puch, que entró solo por el sector medio del área chica, anota con un cabezazo. Sin embargo, el juez del encuentro, Eduardo Gamboa, anuló el tanto por supuesta mano del iquiqueño. De ahí en más, el cotejo continuó con un juego friccionado y que se hacía lento en mitad de cancha. Por lo mismo, hubo pocos remates al arco y los jugadores se fueron al descanso con el marcador igualado en cero.

Las condiciones de la cancha empeoraron en el complemento. La lluvia no cesó y cada vez se hacía más difícil jugar. Aún así, a los 50’ llegó la más clara del encuentro hasta ese momento: asistencia de Sebastián Sáez entre los centrales siderúrgicos, Puch la recibe y remata al segundo palo, pero el balón es desviado por el portero Urra para, posteriormente, golpear en el palo. La UC estaba más cerca de abrir la cuenta.

También puedes leer →  El binomio chileno que aseguró cupo en los Juegos Olímpicos

Hasta que llegó el primero. A los 63’, tras una serie de rebotes en el área de los acereros, quienes complicados por la lluvia no pudieron nunca sacar el balón, la tomó Puch, que no dudó y con una gran definición puso el balón en un costado del arco. Los cruzados tomaban ventaja, pese al pésimo estado de la cancha, que no permitía asociarse ni armar juego en ninguna parte del campo.

Por lo mismo, las jugadas de riesgo ocurrían con disparos de media distancia. A los 74′, Huachipato tuvo el empate, tras un increíble zapatazo de Javier Altamirano, que dio justo en el vértice del arco. Tras esto, el partido se hizo injugable. La pelota ya no corría en ninguna de las dos áreas, lo que influyó en la calidad de juego. Los cruzados vencen en condiciones complejas y se mantienen en el liderato.

Fuente de la información: