Delincuentes robaron más de 4 mil metros de cable y provocaron corte de energía que afectó a 13 comunidades

brigadas trabajan corte de luz

Un nuevo caso de robo de conductor de cobre fue el causante de la falla eléctrica que dejó sin energía por más de 40 minutos a más de 20 mil personas.

Esta vez, el hecho delictual ocurrió en el sector Río Diguillín, desde donde se sustrajeron más de 4.000 metros de cables.

El robo provocó una falla en la empresa subtransmisora que corresponde a línea de 66.000 volt desde Charrúa hacia Chillán, afectando a San Ignacio, Quiriquina, Bulnes, Pemuco, Quillón, Florida, Gral. Cruz, Cerro Negro, Puente Siete, Chamizal, Recinto, Ñipas y Coelemu. El corte se produjo desde las 23:48 horas del miércoles hasta las 00:30 de este jueves, cuando se pudo reponer el servicio a través de la conexión a otro circuito.

Copelec ha iniciado una campaña que incentiva a los vecinos a denunciar este tipo de delito, ya que ha ido en aumento progresivo desde el mes de noviembre, afectando a miles de usuarios de la eléctrica. En este sentido, el Presidente de la Cooperativa, Manuel Bello Núñez, hizo un llamado a los diversos sectores a denunciar cualquier tipo de anomalía que permita detectar y prevenir a tiempo este tipo de robo, llamando al Call center de Copelec 042-2223308.

(Fuente: Red BioBio)

Fuente de la información: