Bomberos sufre pérdidas millonarias por incendios forestales en Chiloé

Foto de @soychiloe
Foto de @soychiloe

Máquinas con fallas mecánicas, uniformes y equipos han sido dañados en las emergencias.

Pérdidas que se acercan a los 20 millones de pesos constituyen uno de los puntos negativos que han dejado hasta el momento los incendios forestales. Un daño que ha afectado el material de trabajo de los Cuerpos de Bomberos de Castro, Chonchi y Dalcahue.

Los perjuicios se concentran de manera directa tanto en los carros de las distintas compañías, sumado al uniforme, mangueras y gasto por concepto de combustible.

Una de las situaciones más críticas la presenta la entidad bomberil dalcahuina que cuenta con cuatro carros bombas fuera de servicio. Alex Oyarzún, comandante del voluntariado de esta comuna, explicó que “en Dalcahue me queda una sola bomba más una máquina en San Juan, hay daños en la parte mecánica”.

Una compleja situación se vivió el domingo cuando con el reducido material motorizado tuvo que enfrentar un nuevo siniestro, contando con los vehículos distribuidos en Butalcura y Las Compuertas quedando desprotegida la ciudad.
”Solicité un carro a Curaco de Vélez y Castro me envió una bomba para acá”, aclaró el oficial, agregando que solo la reparación de los vehículos genera gastos que superan ampliamente los 4 millones de pesos.

Un escenario similar es el que enfrentan los efectivos del Cuerpo de Bomberos de Chonchi, quienes si bien tienen la totalidad de las máquinas operativas, han sufrido daños en el material menor y uniformes.

El comandante de la institución, Ricardo Gacitúa, sostuvo que solo el domingo se desembolsaron 124 mil pesos en combustible más $40 mil en alimentos para los bomberos que trabajaron en los incendios forestales.

“En febrero llevamos 46 llamados solamente forestales, tenemos tres salidas al día, más el desgaste de material, estamos trabajando siempre en los mismos sectores”, enfatizó el jefe bomberil. El gasto asciende a los 5 millones de pesos.

  • Castro

En tanto, el segundo comandante castreño, Héctor Godoy, precisó que los principales efectos causados por las emergencias están en la destrucción de parte del material menor como el uniforme de sus voluntarios.

Han registrado 115 llamados de incendios en la actual temporada. Bajo este escenario, el oficial indicó que “los carros con las salidas se han ido deteriorando”. Manifestó que en la última emergencia la unidad de comandancia sufrió un desperfecto mecánico. Sumó que hasta el viernes “teníamos un gasto de combustibles de unos mil 600 litros de petróleo”. Las pérdidas se acercan a los 9 millones de pesos.

(Fuente: Soy Chiloé)

Fuente de la información: